Los seguros de vida saldan al año 2.400 hipotecas

seguro de vida Los seguros de vida saldan al año en España un total de 2.400 hipotecas por fallecimiento, según datos de la Asociación Empresarial del Seguro (UNESPA). De esta manera, cubriendo los gastos que restan de la compra de la vivienda, este tipo de seguro evita al día que siete familias pasen apuros económicos.

Al año, los seguros de vida saldan 4.200 hipotecas de fallecidos

Y es que tras el fallecimiento del titular o uno de los titulares del préstamo, si éste tiene contratado un seguro de vida (en la mayoría de las entidades es obligatorio), la compañía aseguradora se hará cargo de lo que resta de la hipoteca. Así,

la familia puede vivir más holgadamente ya que por un lado deja de recibir lo que la persona fallecida recibía.

El monto del capital asegurado se estima en unos 281.000 millones de euros. Esto supone que un 37% de las deudas adquiridas con garantía hipotecaria están protegidas  por el seguro puesto que el saldo hipotecario vivo ascendía a 764.072 millones a cierre de 2013, de acuerdo con cifras públicas de la Asociación Hipotecaria Española.

De los datos que maneja UNESPA se desprende que la mayoría de los fallecidos se encuentran en la franja de entre los 50 y los 59 años, seguida de aquellas personas que se encuentran entre los 40 y los 49 años.

De esta manera, la asociación pone de manifiesto la importancia de este tipo de seguros, más aún teniendo en cuenta que las tres cuartas partes de los siniestros se producen entre personas que llevaban ocho años o menos aseguradas, de modo que aún tenían pendiente una gran cantidad de la suma total de la hipoteca.

Por tramos geográficos, la comunidad de Madrid es la región donde los capitales asegurados suelen ser más altos de media ya que no hay que olvidar que el suelo es más caro en la capital que en otras comunidades.

Sin embargo, donde encontramos propiedades hipotecadas con coberturas más altas son Castilla y León, Andalucía y Extremadura. El motivo de este curioso dato es la existencia en estas zonas de fincas dedicadas a la agricultura y ganadería y a la caza.

Fuente: UNESPA

Fuente Foto: Opcionis.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *