La responsabilidad socio-sanitaria: un avance en la RSC

Dentro de sus programas de responsabilidad social corporativa (RSC) las empresas pueden integrar acciones de prevención de salud y fomento de estilo de vida saludable tanto para sus clientes como para sus empleados. Es lo que se conoce como responsabilidad socio-sanitaria.

La prevención es fundamental para no sufrir enfermedades que con unos sencillos hábitos de vida saludable podrían haberse evitado. Llevar una dieta equilibrada o practicar ejercicio moderado de manera habitual son una buena manera de mantenernos sanos y no tener que recurrir al médico de manera recurrente.

app santalucia

No sólo los especialistas vuelcan sus esfuerzos para concienciar a sus pacientes de que lleven hábitos de vida saludable. Aseguradoras como santalucía, a través de su plan de responsabilidad socio-sanitaria, fomentan entre sus clientes la importancia del cuidado de la salud y de una cultura aseguradora para prevenir y proteger a sus familias. Como dice el popular refrán, más vale prevenir que curar.

La responsabilidad socio-sanitaria

En muchas empresas se llevan a cabo programas de responsabilidad social corporativa, que implican la suma de esfuerzos de la empresa y sus empleados por mejorar las condiciones de la sociedad. santalucía ha dado un paso más en este tipo de acciones y ha desarrollado un plan para mejorar la protección y bienestar de sus clientes y empleados.

Entre esas medidas se encuentra el desarrollo de aplicaciones de salud móviles como iSalud, una herramienta que presta servicios como localización de hospitales y farmacias cercanos, recibir recordatorios de revisiones y vacuna o material didáctico saludable como guías de ejercicios o primeros auxilios con videotutoriales.

Las acciones de responsabilidad socio-sanitaria no sólo se dirigen a los clientes, sino que también se extienden a los empleados de la empresa. En este sentido, se han desarrollado programas de fomento de hábitos saludables como el dejar de fumar, prevención de diabetes del adulto y del sobrepeso o campañas de buenas prácticas de nutrición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *