Rescatar un plan de pensiones por embargo de la vivienda habitual, una posibilidad hasta mayo de 2015

rescate-planes-de-pensionesEl titular de este producto tendrá que estar inmerso en un proceso forzoso de enajenación de la casa y no poder satifacer la deuda con otros bienes 

La actual situación de crisis ha alterado el orden de muchas cosas y una de las consecuencias que están viviendo muchos españoles es el embargo de la vivienda, como se puede ver a diario en los informativos. Para hacer frente a esta situación, ahora es posible disponer de los ahorros invertidos en los planes de pensiones o planes de previsión asegurados (PPA) en el caso de que se embargue la casa del titular de uno de estos productos.

El reembolso se producirá en un único pago y en un plazo máximo de siete días desde la aportación de la documentación de solicitud por parte del dueño de un plan de pensiones, un PPA, un plan de previsión social empresarial o mutualidades de previsión social en el monto que sea necesario para evitar el embargo de la vivienda, acorde con el régimen fiscal para las prestaciones de los planes de pensiones.

Esto es posible porque el Gobierno aprobó en mayo la ampliación de los supuestos excepcionales de liquidez de los planes de pensiones y planes de previsión asegurados. Esta nueva opción de rescate por embargo de la vivienda habitual que se recoge en la legislación reformada es provisional, por lo que los interesados sólo se podrán acoger a ella hasta mayo de 2015.

En concreto, la reforma gubernamental plantea que “los partícipes de los planes de pensiones podrán hacer efectivos sus derechos consolidados en el supuesto de procedimiento de ejecución sobre la vivienda habitual”. Para que una persona pueda rescatar un plan de pensiones o un PPA, deberá concurrir alguno de los requisitos fijados por el Ejecutivo.

El primero de ellos es que el individuo esté inmerso en un procedimiento de ejecución forzosa judicial, administrativa o venta extrajudicial para el cumplimiento de obligaciones en el que se haya acordado proceder a transferir su vivienda habitual. También deberá darse el caso de que la persona no tenga otros bienes, derechos o rentas para satisfacer la totalidad de la deuda y evitar el embargo de su casa.

Para obtener liquidez mediante el rescate de uno de estos productos, el importe neto de los derechos consolidados en el plan de pensiones ha de ser suficiente para evitar la enajenación de la vivienda, como recoge también la normativa, que queda cambiada al añadir una disposición de modificación del texto refundido de la Ley de Regulación de Planes y Fondos de Pensiones, con el fin de refozar la protección a los deudores hipotecarios, la reestructuración de deuda y el alquiler social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *