Quiebra de la aseguradora Ineas: dónde quedan los clientes españoles

Aseguradora Ineas quiebra

Aseguradora Ineas quiebra

No hay evolución sin víctimas en el camino. Hace unos días se supo de la quiebra de una de las primeras empresas que vendieron seguros vía Internet, la aseguradora Ineas. La compañía holandesa dejó sin cobertura a más de 90 mil de sus clientes en todo el continente europeo, 10 mil de ellos en nuestro país.

Ineas, los seguros y sus acreedores

El problema que surge ahora es cómo se responde a los acreedores y a personas que han visto cómo sus pólizas se han transformado en simple papel sin validez alguna. La alternativa está en la liquidación de los activos de la ya fenecida compañía de seguros.

Aunque esta es la única solución posible, no da garantías de que todos los que fueron clientes de Ineas queden satisfechos, en especial los de nacionalidad española. En su proceso de desintegración y muerte, la aseguradora perdió 11.7 millones de euros, dinero que será recuperado a través del proceso mencionado en el párrafo anterior.

El gran problema para los clientes que esta aseguradora tuvo en nuestro país, es que funcionó según lo establecido en el régimen de libre prestación de servicios. Esto implica que las personas que contrataron una póliza con Ineas, no contarán con el pago de siniestros pendientes de las compañías de seguros españolas o extracomunitarias, del Consorcio de Compensación de Seguros. A esto hay que agregar otro hecho irremediable: el supervisor de seguros de Holanda no toma en cuenta a los asegurados de fuera de sus fronteras.

Con el dinero que se obtenga se cancelarán primero los seguros de daños corporales pagados periódicamente; seguirán los mismos daños pero con pagos únicos. Después vendrán los daños materiales, las restituciones de las primas, compromisos con Hacienda y, al final, los acreedores que queden. Los seguros de daños propios no serán contemplados.

3 comentarios en “Quiebra de la aseguradora Ineas: dónde quedan los clientes españoles

  1. 25/10/2010 at 12:34

    nos encontramos en momentos óptimos para que ocurran estas eventualidades, que supongo que algún beneficio traerán, como puede ser mejorar la competitividad entre aseguradoras y tantos seguros de hogar, es decir, puede que la crisis mejore el panorama del seguro para sus usuarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *