Qué hacer cuando tu seguro ofrece poco dinero por tu coche siniestro

Hay muchos propietarios de vehículos que, por suerte o por desgracia, no conocen el procedimiento a seguir cuando un coche sufre un accidente grave y se declara como siniestro total. Más aún, no saben tampoco cómo actuar en el caso de que la empresa  de seguros ofrezca muy poco dinero por el coche siniestrado.

Es en ese caso cuando podemos empezar a valorar otras alternativas, como por ejemplo la de entregar nuestro vehículo, sin importar el estado en el que se encuentre, a alguna de las empresas de desguaces que se encuentran incluidas en este directorio de empresas de desguaces: http://www.desguaces.eu. En esta página se encuentran cientos de compañías de este sector, las cuales pueden ofrecer al propietario una tasación bastante alta, y que por tanto puede ser una opción muy atractiva y muy a tener en cuenta.

Y es que no en vano la indemnización a causa de un siniestro total suele ser uno de los motivos de conflicto que con más frecuencia enfrentan a propietarios de vehículos y a empresas de seguros. Así mismo las diferencias de criterios a la hora de aplicar la exclusión de las coberturas y las franquicias suele ser otro motivo común de enfrentamiento entre ambas partes.

Los conflictos son lógicos hasta cierto punto, puesto que cada una de las partes implicadas en este tipo de procesos tienen sus propios intereses, por lo que lo ideal suele ser llegar a un punto intermedio. El valor venal que las compañías aseguradoras ofrecen de entrada a los usuarios suele estar de hecho por debajo del precio de mercado en un porcentaje de hasta el 30%.

Lo que podemos hacer si no estamos de acuerdo con la cantidad que nos ofrezcan va desde reclamar ante la empresa, hacer una peritación independiente (las cuales suelen tener un coste no muy elevado, de en torno a los 100 euros, por lo que resulta una opción más que interesante). En un caso extremo incluso podemos recurrir a la vía judicial, y llevar a la empresa a los tribunales.

El valor venal de los vehículos es un punto de fricción importante, por lo que conviene saber de dónde viene normalmente. La mayoría de empresas aseguradoras suelen recurrir a una serie de tablas que elabora la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos y Eurotax.

Al final las empresas se acogen normalmente al valor venal correspondiente al precio de venta que tiene el coche en el momento del siniestro, que no tiene por qué estar relacionado con el precio de mercado o el precio de reposición, que suelen ser siempre más altos.

Lo aconsejable en estos casos es que la póliza de seguro que tengamos contratada especifique cuál es la indemnización por el valor de reposición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *