Escoger el primer seguro de salud

En muchas ocasiones, las familias buscan el ahorro a la hora de contratar un seguro, pero hay veces que nos equivocamos, y mucho, a la hora de elegir en qué seguro ahorramos. En mi opinión, nunca deberíamos hacerlo en la salud. Y es que ya sabemos que el dinero no da la salud, pero hay muchas veces que ayuda. Por ello, el primer consejo que damos a la hora de realizar un  primer seguro es el de no mirar su coste, sino su cobertura.

Y es que lo más importante a la hora de contratar un seguro de salud es la cobertura que nos da. Prácticamente todos ofrecen unos servicios completos, pero no en todos tenemos la mayor cobertura hospitalaria posible. Por ello, esto es lo primero que tenemos que mirar.  Una vez tengamos las distintas posibilidades, si que empezaremos a mirar su coste, pero siempre entre las ofertas que nos ofrezcan una gran cobertura, sino, deberíamos descartarlo.

seguro de salud

Una cobertura que, por cierto, no debe limitarse al territorio nacional si somos de las personas que estamos constantemente viajando. Hay muchos seguros que te ofrecen también entre sus complementos, la posibilidad de ser bien atendidos en otros países. Es cierto que deberemos realizar un desembolso extra. L a cantidad podemos estudiarlas a través de la red, pero si tenemos varios destinos fijos, especialmente por motivos laborales, deberemos ver lo que nos costaría la atención sanitaria en esos países para comprobar si nos es más económico contratar este complemento.

Otro de los complementos que suelen ser importantes a la hora de contratar un seguro de salud es el que tiene que ver con nuestra boca. No todos lo ofrecen y es algo indispensable. Anualmente tenemos que hacernos una limpieza bucal, pues bien, esto nos puede ser incluido en el seguro. Si a esto le añadimos la posibilidad de que cualquier urgencia o extracción pueda ser gratuita se entiende la necesidad de incluirlo, ya que la boca es una de las zonas más delicadas y costosas del sistema sanitario.

Importante también es el periodo de carencia. Son periodos en los que no tenemos accesos a determinadas atenciones como pueden ser partos o cirugías. Por lo tanto, es necesario que nuestro seguro tenga los mínimos posibles. Una rotura o un parto adelantado es algo muy común, por  tanto, mejor tener las mayores opciones posibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *