Intentos de fraude al seguro: aumenta el porcentaje por la crisis

La dinámica que un periodo de crisis económica impone a los consumidores, a la gente común y corriente, la más afectada por la inestabilidad y los despidos, genera ciclos que inciden en la velocidad de la recuperación misma.
Si no hay dinero se buscan las formas de obtenerlo y como la necesidad tiene cara de hereje, más de alguno opta por el camino fácil. Las consecuencias a nivel macro no se perciben porque son más abstractas que la imperiosa necesidad de pagar facturas, hipotecas o comer.

Intentos de fraude: algunas cifras

Los intentos de fraude a las aseguradoras han experimentado un alza que, seamos realistas, estaba en las previsiones de los expertos. Se trata de comportamientos lógicos en malos periodos financieros, aunque no por ello menos perniciosos.
Datos de Unespa, Axa y otras entidades relacionadas con las compañías de seguro han develado que es el área de los seguros de coche la más susceptible al fraude: durante 2008 se detectó un 77,9% de intentos en este sentido.
Se sabe también que hasta enero se tuvieron noticias de hasta un 35% más de intentos de defraudar a las aseguradoras españolas por parte de clientes que fingieron incendios, robos o palizas.
El problema real es que estos intentos de obtener dinero fácil traerán a mediano plazo el incremento de los valores de las distintas pólizas ofrecidas por las aseguradoras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *