Infraseguro y Sobreseguro: situaciones inesperadas

infraseguro y sobreseguro: situaciones inesperadasEl mundo de las aseguradoras está lleno de recovecos, de pequeños conceptos que la mayoría de los consumidores desconoce y, por lo mismo, pueden llevarlos a una elección que no sea la correcta en lo relativo a sus necesidades.

Esto es lo que sucede cuando muchos, ya frente al hecho de ver que las compañías de seguro no responden por el monto pactado, reparan en que existen conceptos como infraseguro y sobreseguro, términos que para los clientes significan sólo una cosa: problemas.

Infraseguro y sobreseguro, definiciones

Cuando los peritos de la aseguradora respectiva llegan a realizar las valoraciones tras un siniestro y el asegurado ve con estupor que las cifras revelan que los bienes afectados poseían un valor real menor al que se contrató, se está frente a una situación de infraseguro.

Esto se produce, simple y llanamente, por un error en la valoración del riesgo hecha por el cliente. Las compañías de seguro, frente a esto, usan la facultad que les otorga el artículo 30 de la Ley de Contrato de Seguro: la regla proporcional, esto es, reducir la indemnización en función del importe asegurado y del valor real.

El sobreseguro, por lógica, es un concepto que apunta a la valoración de un bien por sobre su valor real, algo bastante delicado ya que se les puede imputar un intento de fraude a la aseguradora. Lo que se realiza en este caso es aplicar lo establecido en el artículo 31 de la ley antes nombrada: reducción de la prima y devolución por parte de la compañía de seguros del exceso de primas cobradas.

Algunas aseguradoras están implementando mecanismo para ayudar a los clientes cuando se encuentren en circunstancias como las antes descritas; ING, por ejemplo tiene a disposición de su público su Sistema de Valoración Rápida (SVR) que permite una rápida y acertada valoración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *