España: los inconvenientes económicos de los asegurados impulsan el fraude

La crisis impulsa al fraude

La crisis impulsa al fraude

La crisis económica que oprime a toda Europa no le es indiferente a ningún sector. El negocio de las aseguradoras ha evidenciado numerosos episodios conflictivos, la mayoría de ellos vinculados, de una manera u otra, a algún tipo de fraude. Tal es así que, durante 2009, los intentos de estafa por parte de los asegurados aumentaron en un 16%. La asociación del sector ICEA (Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras y Fondos de Pensiones), totalizó 88.160 casos, frente a los 76.000 detectados en 2008 (el incremento en ese año fue de un 5,7%).

Desde el organismo se informó que el porcentaje detallado no expresa necesariamente un crecimiento de los casos de fraude, sino que también se analiza la posibilidad de que se haya mejorado la capacidad de detección por parte de las entidades de este tipo de situaciones.

Haciendo números

Las cifras que se manejan en los casos de estafa son por demás importantes. Anualmente, se calcula que los clientes de las empresas de seguros reclaman cerca de 430 millones de euros en este tipo de situaciones, aunque una vez que se pone fin a los engaños, el monto se reduce de una manera considerable hasta los 122 millones de euros. Las aseguradoras manejan un presupuesto cercano a los seis millones de euros para detectar todo tipo de posibles fraudes, de manera tal que el ahorro obtenido arroja una rentabilidad de casi 51 euros por cada euro invertido, frente a los 37 euros de 2008.

Por divisiones, el seguro para automóviles concentra la mayor parte de los intentos de estafa, a pesar de que en 2009, su porcentaje sobre el total de las denuncias radicadas por parte de las entidades aseguradoras disminuyó (fue de un 76,5%, con un total de 77.842 casos, en relación al 77,55% de 2008). El motivo por el cual este sector ha sido tradicionalmente el más recurrido por los estafadores se debe a que, si el engaño sale bien, puede permitir la sustitución del vehículo destruido o desaparecido por uno nuevo a un valor muy ventajoso.

2 comentarios en “España: los inconvenientes económicos de los asegurados impulsan el fraude

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *