Los dueños de perros peligrosos, obligados a tener un seguro de mascotas

La legislación española señala ocho razas consideradas peligrosas, pero hay otras características que también hacen a algunos canes agresivo

 

seguros_mascotasPit Bull Terrier, Rottweiler, Dogo Argentino, Staffordshire Bull Terrier, American Staffordshire Terrier, Fila Brasileiro, Tosa Inu y Akita Inu son las ocho razas de perros consideradas como peligrosas, según la legislación española. Pero, aunque tu perro no pertenezca a ninguna de ellas, también hay otras características o situaciones por las que los canes pueden enmarcarse en esa categoría y, por lo tanto, exigir la necesidad de tener un seguro de mascotas.

Por ejemplo, se consideran perros potencialmente peligrosos los que tengan un carácter marcadamente agresivo o que ya hayan realizado agresiones a personas u otros animales; los de fuerte musculatura, aspecto poderoso y robusto, ágiles, de configuración atlética, vigorosos y resistentes, y aquellos cuyo perímetro torácico esté entre 60 y 80 centímetros, su altura a la cruz entre los 50 y los 70 centímetros y de peso superior a los 20 kilogramos, entre otras características.

 

Pero no son sólo las características del animal las que lo hacen agresivo, sino que puede ser la educación o el entrenamiento de su dueño, siendo necesario un adiestramiento, cariño y una formación positiva por parte del propietario para que el perro sepa relacionarse con otros canes e interactuar con las personas.

De hecho, los canes entrenados y adiestrados para atacar y defender también son considerados potencialmente peligrosos, a excepción de los de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, según el Colegio de Veterinarios de Barcelona. La agresividad canina puede surgir además por causas orgánicas, como otitis o displasia de cadera, entre otras.

La peligrosidad deberá ser determinada por resolución de la autoridad municipal competente según criterios objetivos por lo que hay comunidades autónomas que han ampliado el listado de perros peligrosos, de forma que según dónde se resida o qué ciudad se visite con el perro es recomendable conocer qué razas son consideradas peligrosas.

En todo caso, los dueños de este tipo de animales deben tener un seguro de responsabilidad civil y una licencia administrativa que dé fe de que posee las aptitudes psicológicas necesarias para tenerlo.  El Real Decreto 287/2002 de 22 de marzo que desarrolla la Ley 50/1999 obliga a los dueños de estos perros, entre otras cuestiones, a demostrar que poseen un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros de unos 120.000 euros. Esos seguros de mascotas cuestan entre 30 y 60 euros por cubrir únicamente la responsabilidad civil.

Como ejemplo de que estas situaciones pueden ocurrir, a finales de marzo de este año un perro de raza peligrosa atacó a dos agentes de la policía de A Coruña mientras intentaban detener a su dueño, al que llamaron la atención por llevar a su mascota suelta y sin bozal en pleno centro de la ciudad pero que éste hizo caso omiso de lo que le recriminaban los agentes. 

Si deseas contratar un seguro de mascotas, ahora hasta el 30 de abril puedes hacerlo a través de la web de santalucía con un 10% de descuento para toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *