¿Debo asegurar a un perro callejero?

perrocallejero_santaluciaSi vas a adoptar a un animal recogido en la calle, contratar un seguro de mascotas es una opción recomendable para afrontar los gastos de vacunación y veterinario.

Más de 300.000 mascotas son abandonadas cada año en España o, lo que es lo mismo, cada 3 minutos un animal de compañía se “deshaucia” en nuestro país, un triste récord que nos ha situado a la cabeza de Europa como el país que peor trato da a sus mascotas. Son datos de la Federación de las Asociaciones de Protección Animal de la Comunidad de Madrid (FAPAM), que ha alertado del bajo grado de responsabilidad de los españoles.

Afortunadamente, la labor de asociaciones como ésta se encamina a la recuperación de animales abandonados para que la sociedad comprenda la importancia de la adopción y el cuidado de las mascotas.

Si has recogido un perro callejero o te estás planteando adoptar uno, asegúrate de que no tenga dueño (muchos animales en realidad están perdidos y no han sido abandonados) y, una vez que tomes la decisión de adoptarlo, proporciónale los cuidados necesarios (desparasitación, vacunas, etc.) para que el animal esté en las mejores condiciones. Entre esos cuidados es interesante valorar contratar un seguro de mascotas, ya que con un producto de este tipo no sólo protegerás al animal, sino también te asegurarás ante posibles problemas que pueda ocasionar en el futuro.

Seguros de mascotas: una doble protección

Recoger a un animal de la calle da muchas satisfacciones, pero también obliga a enfrentarse a algunos problemas que, en el caso de que tengas un seguro de mascotas, estarían cubiertos, suponiendo una doble protección tanto para ti como para tu mascota.

Por ejemplo, al ser un animal callejero, puede haber estado expuesto a enfermedades y no tener sus vacunas al día. Durante unos meses es probable que tengas que realizar numerosas visitas al veterinario y un seguro para mascotas te garantiza que esos gastos estén cubiertos por la póliza.

Si además el animal tiene problemas de comportamiento, no es descabellado que mientras lo educas se produzcan daños a terceros como mordiscos, por ejemplo, que una póliza de mascotas cubriría con la Responsabilidad Civil. Si tiene un accidente y el animal resulta lastimado, la aseguradora también cubriría con los gastos de veterinario. Y, si en un futuro lejano hubiera que sacrificarlo, el seguro para mascotas también se haría cargo.

En muchos lugares de España es obligatorio contratar un seguro de Responsabilidad Civil para un perro independientemente de la raza, como es el caso de la Comunidad de Madrid o el País Vasco, por lo que debes conocer si en tu lugar de residencia es obligatorio tener un seguro de este tipo.

Un último consejo: comprueba si tu seguro de hogar incluye la cobertura para mascotas y qué servicios ofrece exactamente para valorar si te conviene o no contratar una póliza para tu perro.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *