Aseguradoras de coches: ralentización con buen futuro

La actual crisis ha provocado una escalada de pánico en casi todas las actividades económicas; el alarmismo en mayor o menor medida es un invitado inevitable en tiempos como el actual, en que los estudios e informes copan los escritorios de los especialistas financieros. Y, claro, las compañías de seguros no son inmunes a este comportamiento, bastante lógico por lo demás.

La actual situación que se deriva de fenómenos ya profusamente analizados, ha dado un golpe de gracia a muchas actividades económicas en especial a las derivadas del negocio inmobiliario, lejos uno de los más dañados en España. Sin embargo han aparecido cifras concernientes al mercado de las empresas de seguros, con énfasis el los seguros para coches, que provocan interpretaciones disímiles.

El actual contexto de las aseguradoras de coches

Al comparar los beneficios obtenidos en el mismo período de tiempo por las aseguradoras que ofrecen pólizas para automóviles, comprobamos que de un 3,7% en 2007 se ha llegado a un 1,7% en 2008. Según los especialistas esto tendría su causa en la baja venta de coches y la mayor competencia dentro del sector; todo un problema para muchos de ellos. Basta, sin embargo, una segunda lectura para concluir que estamos frente a algo que constituye más que un entuerto.

Lo cierto es que a pesar de la ralentización que muestra el segmento de las aseguradoras de automóviles, éste exhibe sólidos niveles de eficiencia y de rentabilidad sobre capital, como afirma Ricardo Lozano, director general de Seguros y Fondos de Pensiones. Si no fuera así, planes como los del Real Automóvil Club de Catalunya no se llevarían a efecto; siguiendo la tendencia de distintas entidades financieras y de ahorro ellos han estado buscando entrar al mercado de los seguros para automóviles como accionistas. Un testimonio de confianza hacia un área que está bajo la lupa de los analistas de las compañías de seguros.

A pesar de que los resultados del primer trimestre de 2008 no se comparan con los del mismo período de 2007; no obstante los números que reflejan que los seguros de no vida han crecido un 4% (menos que el 5% registrado en el mismo período anterior), la baja no es para rasgar vestiduras. El mercado de las pólizas de coches y de las aseguradoras en general es sano. No pasa por su mejor momento, es verdad. Pero está lejos de colapsar.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *